jump to navigation

Mi primera moto (IV), mi primera Ruta agosto 30, 2006

Posted by NaXo in Motos, Personal.
trackback

Y lo pongo con mayúscula, porque antes de atreverme con esta Ruta, había hecho ya varias más pequeñas para hacerme a la moto, primero sólo y luego con mi novia de paquete. La carretera que tomamos aquel domingo, con nuestro amigo Cuco guíandonos como siempre, no era para tomársela a la ligera😀

Cualquiera que haya visitado la isla o se haya interesado por la misma, habrá oido/leido sobre la famosa carretera de La Aldea, como se conoce a San Nicolás de Tolentino, pueblo que vio nacer a mi madre, tías y abuelos. La cantidad de curvas que se suceden una tras otra desde Agaete hasta La Aldea la convierten en una de las carreteras más odiadas por los conductores de coches y una de las más bonitas para los motoristas. Es evidente que una Ruta así y con el significado especial que tiene para mí, no podía aplazarla durante mucho tiempo más. El mapa bajo este párrafo muetra la ruta exacta: Las Palmas – Tenoya – Arucas – Agaete – San Nicolás de Tolentino – Artenara – Valleseco – Teror – Las Palmas.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Por la mañana quedé con Cuco en frente de mi garaje, meeting point oficial desde que me inició en el mundo de las motos, y tras llenar los depósitos de gasolina y recoger a la supermotera Patricia, seguimos nuestro camino hasta alcanzar Agaete, vía Tenoya-Arucas. Esta primera parte ya la conocía, así que poco nuevo que comentar hasta el momento. Lo bueno llegaba ahora.

Los primeros kilómetros a partir de aquí resultaron realmente impresionantes. El asfalto, completamente repavimentado, permitía disfrutar de unas curvas maravillosas. Visto lo visto, Cuco me dejo liderar la ruta en este tramo perfecto. Me sentía en total armonía con la moto y la carretera. Patri acompañaba en las curvas de manera totalmente natural y sólo en algunas frenadas mi casco y el suyo se encontraban en el espacio y en el tiempo. Sé que lo hacía para decirme: “Aquí continuo, justo detrás de ti. Lo estás haciendo muy bien, sigue así!”😉

Por el camino encontramos a varios motoristas, yo, como buen novato😀, me emocionaba cada vez que uno me devolvía una V (saludo entre motoristas que consiste en extender los dedos índice y corazón formando la señal de Victoria). La última parte hasta llegar a La Aldea ya no tenia el pavimento de antes, pero seguía siendo preciosa sobre dos ruedas. Hicimos un alto en el mirador que hay al llegar al valle y sacamos unas fotos:

El guía:

Image Hosted by ImageShack.us

Los novatos:

Image Hosted by ImageShack.us

Y el merecido tentempié en un bar de la playa, plagado de moteros, dicho sea de paso:

Image Hosted by ImageShack.us

Tras el descanso venía la segunda parte del viaje, la vuelta a casa. Cuco volvío a sacar su mapa para decidir la ruta a tomar: Artenara, Valleseco, Teror, Las Palmas. Dicho y hecho. Nos pusimos cascos, chaquetas y guantes y de nuevo a la carretera, no sin antes hacer un alto dentro del pueblo para sacarme una instantánea delante de la casa de mis abuelos:

Image Hosted by ImageShack.us

Nada más tomar la salida a Artenara me di cuenta de que aquello iba a ser otra historia. El principio era estrecho y con muchos baches, lo que no me dio muy buena espina. Los baches cesaron, pero llegaron las curvas. La carretera bordea las presas de la zona, proporcionando vistas espectaculares, y a juzgar por el número de motoristas con los que nos cruzamos, se ve que es un camino que gusta bastante. Yo sin embargo, descubrí mi punto débil: las curvas cerradas cuesta arriba. Probablemente ésta si era una ruta para haber hecho primero sin paquete. Lo pasé especialmente mal en un tramo en el que se sucedían curvas de 180º una tras otra, mientras escalabamos dejando abajo la presa. Las tomaba muy bajo de revoluciones, seguramente preocupado por el rodaje, y me abría demasiado. Lo estrecho de la carretera y la preocupación por que no viniera nadie en sentido contrario, no ayudaban precisamente. Pero bueno, salimos de allí victoriosos, no sin antes dejar registro de tan impresionantes vistas:

La presa:

Image Hosted by ImageShack.us

El mirador (me encanta esta foto, será porque no salgo yo :D):

Image Hosted by ImageShack.us

Vista del Bentayga y el Roque Nublo:

Image Hosted by ImageShack.us

Impresionante vista desde el mirador:

Image Hosted by ImageShack.us

Tras este pequeño reportaje paisajístico retomamos el camino dirección Valleseco, un tramo de bajada mucho más sencillo que el anterior. Desde allí proseguiríamos hasta Teror. El estado de la carretera que une a estos dos pueblos, permitía disfrutar de la moto y el entorno por igual. Fue un tramo muy agradable, aunque francamente… una vez pasado Artenara, a mí cualquier carretera me parecía una autopista😀

Así fue como finalmente nos pusimos en Tamaraceite, donde nos despedimos de nuestro guía, para tomar cada uno el camino de regreso a casa. Un día inolvidable😉

Comentarios»

1. P@ - agosto 31, 2006

yo opino cm copii! q se le da muuu bien esto de las motos pr hay curvas q……….bueno eso m da q viene ahora,q lo cuente el jijijijij😛

2. ganar dinero desde casa en internet - enero 8, 2013

I really like your blog.. very nice colors & theme.
Did you create this website yourself or did you hire someone
to do it for you? Plz reply as I’m looking to create my own blog and would like to know where u got this from. kudos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: